Según altos estándares industriales

Busca en nuestro Blog. Encontrarás múltiples aplicaciones, soluciones, ejemplos de código. Navega utilizando la nube de etiquetas o busca utilizando criterios específicos

Con una palmada y un Arduino, ¿controlar la iluminación en una nave de 10.000 metros cuadrados?

Desde el prototipo con Arduino hasta...

En unas décadas hemos pasado de hacerlo todo manualmente a mandar un SMS para encender la calefacción a una hora concreta. De tener que controlar o medir manualmente, a poder monitorizar y controlar desde un dispositivo remoto o una sala de control central en el mismo edificio o a kilómetros de distancia.


Arduino para soluciones industriales

En lo que se refiere a elementos a controlar y modos de efectuar ese control, no parece que vayamos a ver un punto y final.  Las placas como Arduino, Raspberry Pi o otras, en manos de makers habilidos@s, han traído la domótica a nivel doméstico y vemos controlar desde luces a persianas, a todo tipo de gadgets que sean susceptibles de ser controlados.


Pero, ¿qué sucede a nivel industrial o en grandes edificios de todo tipo, oficinas, hospitales, centros penitenciarios, etc.?¿Qué podemos o queremos controlar en este tipo de instalaciones?


En construcciones modernas, ya se están conectando todos los elementos relacionados con el ahorro energético y un consumo racional, como la climatización o la iluminación, por citar los más destacados, y podemos empezar a añadir otros elementos, como por ejemplo de seguridad, tales como puertas de todo tipo (acceso de personas, muelles de carga, salidas de socorro, áreas restringidas), ventanas, cámaras de seguridad, otros elementos de seguridad como sensores de presencia, etc.


¿Y en cuanto a la industria? 

Podemos centrarnos en el control de lo que sería el propio edificio o centro de producción o logístico, donde muchos elementos coinciden con lo visto hasta ahora, pero a partir de ahí podemos ampliar el rango dependiendo de cada necesidad concreta.


Un gran almacén de productos frescos, congelados o ultracongelados, va a tener unas necesidades concretas. El tipo de producto, la zona donde ese almacén esté ubicado físicamente, el número de aperturas de los muelles de carga, y otras tantas variables, van a hacer que el comportamiento de un mismo tipo de almacén con respecto a su uso y entorno precise de un tipo específico de elementos que aseguren el rendimiento esperado.


Si nos movemos a una planta con salas limpias/blancas, donde se fabriquen productos tan dispares entre sí como fármacos o componentes electrónicos, ahí las necesidades vuelven a cambiar, pero los elementos a cargo son muy similares a los anteriores, con diferentes capacidades y características, está claro. Toda la parte de sensórica y la parte de HVAC son claves en los dos tipos de instalaciones y, a su vez, muy similares aunque adaptadas a las cargas de trabajo de cada espacio, metros cuadrados, metros cúbicos de aire a mover, frigorías o calorías necesarias, etc.


Sistemas HVAC con hardware de código abierto

Sería totalmente inviable pensar en poder controlar este y otro tipo de complejas instalaciones sin el uso de PLCs o autómatas. En muchos casos, ya estamos hablando de smart buildings capaces de gestionarse de manera autónoma, pero aquí de nuevo, la intervención de los controladores es imprescindible.


Otro punto clave de tomar el control a partir de equipos o sensores específicos, es que esos datos se pueden no sólo usar para el control y la automatización, sino también para la monitorización, para el Big Data que va a permitir la toma de decisiones a partir de un gran número de datos, patrones, etc. Ahí de nuevo los PLC cumplen la función perfecta de transportar esos datos a sistemas centrales, o como estamos viendo desde hace un tiempo ya, al cloud computing o al fog computing.


La domótica es, probablemente, una de las palabras que mejor sintetiza toda la parte de control y automatismo. Con una simple placa Arduino y destreza programando y cableando, ya hemos visto que podemos encender y apagar las luces del comedor con una palmada. 

HMI para control y monitoreo










Si a dónde nos dirigimos es a instalaciones de mayor envergadura o complejidad, entonces podemos seguir programando como si lo hiciéramos con una placa Arduino, pero usando alguno de nuestros PLCs. Nuestra amplia gama de equipos basados en Arduino nos permite encontrar el equipo que mejor se adapte a las necesidades que tenemos, ya sea en cuanto a número de entradas y salidas, o a comunicaciones si nos hace falta poder trabajar y comunicar mediante Wireless, con WiFi, GPRS o LoRa. 


Con el uso de nuestros PLCs, vamos a asegurar toda la parte de robustez y garantía industrial que precisan este tipo de instalaciones, mantendremos la ventaja que supone la programación sobre una placa Arduino, y todo ello a unos costes muy competitivos y con un ahorro directo a corto, medio y largo plazo al no tener que dedicar recurso alguno al pago de licencias.


Soluciones de almacén con Industrial Arduino

Si hemos programado nuestra placa Arduino para que nos encienda la luz del comedor con una palmada, entonces sí, de una palmada encenderemos nuestro almacén logístico de 10.000 metros cuadrados, o con un mensaje de Telegram podremos poner en marcha nuestro rack de servidores.


¿Estás buscando tu PLC ideal?

Mira esta comparativa con otros controladores industriales

Comparamos entradas, salidas, comunicaciones y otras características con las de algunas de las marcas relevantes


Comparación de controladores PLC industriales >>

¿Quieres más información? 

¡Solo llena el formulario! 

¡Quiero saber más!  Por favor, llene el formulario correctamente.